Los investigadores de Graphene Flagship superaron el rendimiento límite teórico de las membranas en la separación de gases. Esta investigación colaborativa de los socios Graphene Flagship CNR, la Universidad de Bolonia y Graphene-XT tiene aplicaciones potenciales en la purificación de hidrógeno y la captura y almacenamiento de carbono.

Las membranas basadas en polímeros para la separación de gases tienen una compensación entre la alta permeabilidad a los gases y la alta selectividad a los gases, el denominado límite superior de Robeson. Mediante la combinación de láminas de óxido de grafeno individuales con separadores de polímero, en una estructura tipo sándwich, los investigadores del Graphene Flagship han podido superar ese límite, separando el gas de manera rápida y eficiente.

Centrándose en producir un dispositivo de separación de gases útil para la captura y el almacenamiento de carbono, los investigadores idearon un protocolo para separar el CO2 del H2. La producción de hidrógeno, tanto del gas natural como de la gasificación de combustibles líquidos o sólidos, a menudo va acompañada de la formación de una cantidad importante de CO2, que debe eliminarse antes.

 

Lea más en: https://phys.org/news/2018-06-graphene-gas.html#jCp

Categorías: news

LinkedIn